Blogus Mommychic

Un Testigo de Jehová en el avión

IMG_2801
avatar
Escrito por Irene García

Hace unas semanas viajé a Mérida y vi que mi compañera de asiento era una mujer que estaba completamente quemada de los brazos, es más le faltaba el brazo izquierdo del codo hacia abajo y en la mano izquierda tenía apenas cuatro dedos a la mitad, aún así estaba metiendo papeles a su cartera y ésta al bolso.
Le ofrecí mi ayuda por si necesitaba guardar algo en la parte de arriba, cuando levantó la vista y me vió, me di cuenta de que su cara estaba completamente reconstruida, cicatrices de quemaduras y su cabello parecía una peluca, seguramente lo era.
Por fin pude pasar a mi asiento junto a la ventanilla y ella se las arregló para subir sola su bolso al compartimento de arriba. Se sentó junto a mi y me pidió que por favor le ayudará a abrocharse su cinturón, noté que su idioma nativo era inglés pero su español era perfecto.
Me sonrió y me agradeció, en ese momento vi su perfecta sonrisa, debió haber sido hermosa porque aún con las cicatrices tenía unas facciones muy bonitas y unos enormes ojos azules, también parecían sonreír. Ya se que parece un cliché pero por sus ojos me di cuenta de que era una buena persona y el que sonriera todo el tiempo me lo confirmó.
Me puse a pensar en la fortaleza que debe de tener alguien para después de sufrir un dolor tan grande pueda volver a sonreír.
Se tardó en despegar el avión y me comentó que cuando fue a China estuvieron varias horas esperando que despegara que fue la peor experiencia. Le pregunté su lugar de origen y me dijo que nació en Carolina del Norte, en Estados Unidos, pero que por el momento vivía en Yucatán.
Ahí voy de metiche y le pregunté en qué trabajaba y me responde que es voluntaria; sigo de metiche y le pregunté ¿qué tipo de voluntariado hacía? (en el fondo sabía que no debí haber preguntado de más). La mujer me contesta: “Soy Testigo de Jehová”
Demet
Ya lo sabía, uno se hace menso para no abrir la puerta y ahí voy yo de preguntona.
Luego, luego continuó: “voy a comunidades a pasar el mensaje, no trato de convencer a nadie, si ellos están dispuestos a saber más son bienvenidos. Ahora estoy en una comunidad cerca de Mérida, me ha ido bien llevo seis meses y si el gobierno me da permiso quisiera quedarme 6 meses más”.
Así va por todo el mundo, llevando el mensaje de una vida religiosa y espiritual.
En ese momento me dije: “Por algo se sentó junto a ti, algo debes de aprender”.
Estuve escuchándola gran parte del vuelo, me recomendó algunos pasajes de la Biblia y Salmos.
Al final del vuelo llegó la respuesta a mi pregunta, ¿Cómo alguien puede sobreponerse a un dolor como el que ella pasó, cómo puedes volver a sonreír, a levantarte y dedicarte a ayudar a otros? Definitivamente por la vida espiritual que la convirtió en su modo de vida, enfocarse en otros y no en ella, en agradecer a diario porque esta viva y definitivamente me queda claro que salvarse de un accidente así fue un milagro y lo transmite.
Así que pues además de leer los pasajes de la Biblia, leer el folleto que me regaló al bajarnos del avión me puse a buscar títulos de películas y documentales en Netflix de corte espiritual para llenar el alma y recordar que somos más que un estuche, somos seres espirituales viviendo una experiencia terrenal.
Ahí les van mis recomendaciones que encuentran en Netflix:

“Minimalism”

IMG_2802

“Tony Robbins, I am not your guru”

IMG_2803

“El Secreto”

IMG_2804

“¿Por qué caminar si puedes volar?”

IMG_2806

“Happy”

IMG_2807

Por si andan con problemas en su relación mega recomendada “A prueba de fuego”

IMG_2805

Acerca del autor

avatar

Irene García

Comunicóloga egresada del Tec CCM, trabajé en radio, TV y empresas de tech como RP. Madre de un niño basquetbolista y una nena cero princesa.
 Pro-maternidad relajada es mi mojo, busco hacerme la vida menos pesada, disfrutar cada momento y cada que alguien me pide ayuda para lograr lo mismo siento que mi vida tiene más sentido. Fan de la moda, el cine, la música y el vino tinto.

Deja un comentario