Blogus Creare Gitana emplumada

Ama a tu hijo en todo momento

Mother scolding her son with pointed finger
avatar
Escrito por Aline Ross

Parece algo obvio pero para ellos no es tan elemental.
El pensamiento de los niños es menos complejo que el de los adultos por eso es necesario decirles las cosas de forma clara y concreta. A menudo cuando nos enojamos con ellos tendemos al regaño, al castigo y a la frialdad. Como padres tenemos nuestros propios problemas y nuestros muy malos días, ellos lo resienten cuando tienen que lidiar con nuestras propias emociones.

Para afianzar su autoestima y blindarla lo más posible es necesario que sepan lo que sentimos por ellos. Partimos del principio de que siempre amaremos a nuestros hijos sin importar qué pero a la primera de cambios que hacen algo que no nos gusta nos portamos muy enérgicos y fríos con ellos. Es necesario que les hagamos saber que los seguimos amando. Nosotros lo sabemos y lo sentimos en nuestro corazón pero a ellos tenemos que decírselos así que pongan en práctica esto:

Supongamos que su hijo rompió o tiró algo, respiren mantengan la calma, él ya se dio cuenta que hizo algo, no es que no lo sepa así que concéntrense en la solución más que en recalcarle una y otra vez el error con la frase “mira lo que hiciste” o “¿por qué no te fijas?”. Tengan paciencia, son niños y ni nosotros de adultos llegaremos jamás a la perfección.

Permítanle aprender del error impulsándolo a que él mismo lo enmiende. Si, sé que no va a quedar como nosotros queremos pero debemos darle la oportunidad de entender que puede hacer algo por remediar sus errores.

Díganle “te amo aunque esté enojada”. Decirle te amo en un momento estresante y fuerte es una hermosa prueba de amor, quizá más que decirlo en una situación normal. Hacerles saber que los amamos sin importar qué les dará la seguridad de que cuentan con nosotros SIEMPRE. Además ellos no son adivinos, si nos ven molestos pueden pensar muchas cosas y sentir miedo.

Es diferente un “no me hagas enojar” a un “me siento molesta o molesto” uno le echa la culpa a él, el otro le dice que cada quien es responsable de sus emociones y de cómo toma las cosas y las maneja.

No podemos responsabilizar a nuestros pequeños de la forma en que nos sentimos, nosotros somos los adultos, nosotros debemos enseñarles cómo actuar y cómo tomar las cosas para que tengan relaciones sanas y logren sentir paz.
Trabajen por que sus hijos se sientan amados, es parte esencial de su educación emocional.

Acerca del autor

avatar

Aline Ross

Actriz y productora en mi compañía de teatro La Nave. Comunicóloga, consultora, Una investigadora del ser humano, mexicana con alma irlandesa y vasca, espíritu del norte.
Amo cantar, leer y el silencio, observar a la gente, coleccionar personajes que encuentro cuando viajo, la lluvia, el frío y las seis de la tarde. Las letras me llenan la cabeza todo el tiempo. Estas ideas que me dicen: “¡escribe!”.
Prefiero el teatro al cine, el arte contemporáneo al clásico, la ciudad a la playa, oír más que hablar. Siempre soñaré y pelearé por un mundo justo abierto e incluyente. Tengo miles de inspiraciones para hacerlo.

Deja un comentario