Blogus Gitana emplumada

Humano, no seas relevante

love-mother-earth
avatar
Escrito por Aline Ross

Relevancia, según la RAE es ser destacado, importante, significativo. Durante muchas generaciones nos han enseñado que tener éxito es no ser olvidados, nos han enseñado que debemos ser sobresalientes, conseguir lo inalcanzable, llegar a donde nadie ha llegado. En un sistema capitalista como en el que vive más de la mitad del mundo, ser relevante se trata de tener dinero, de tener bienes, de tener poder basado en la adquisición. Mientras más bienes materiales más relevante serás.  Por mucho tiempo, a las personas (al menos de mi generación) se nos enseñó que teníamos que alcanzar la cima, llegar alto, lograr tener una excelente posición en una empresa y ganar mucho, pero mucho dinero, todo el que pudiéramos; solo así sabríamos (y los demás) que lo habríamos logrado.

Hoy, en este punto de la existencia de nuestro planeta veo a mi alrededor y realmente me cuestiono todo esto, el maldito sistema entero. Nuestro mundo está colapsando, no es que los sueños de gloria que tuvieron nuestros padres con respecto a nosotros no hayan sido válidos en su momento, pero es que ellos no sabían la trampa detrás de ese sueño, el costo en el que se basa un sistema de producción para lograr todo eso que la humanidad desea. No tenían que preocuparse por el agua, el reciclaje, la contaminación ambiental, la imparable destrucción del mundo. No sabían que nuestra especie pronto haría saber a todas las especies lo implacablemente destructiva que es. No lo imaginaban, ellos solo querían que fuéramos grandes.

Pues bien, ha llegado el momento de cambiar el paradigma, no hay tiempo para dudar, es hora de devolver sentido a la vida, no nos queda otra opción, es decir, no es un sueño de los ecologistas, no es un anhelo de los locos que pelean por las ballenas o el manatí, no son sueños románticos de los defensores del polo norte, no es un invento de Al Gore. Es una maldita realidad que, si no actuamos ya, esto se acabará pronto. Los signos son muy visibles, pero queremos seguir ignorándolos y créanme, la madre naturaleza lo cobrará caro. Resulta muy soberbio pretender que ganaremos esta batalla, no señores y señoras, seremos exterminados de la faz de esta tierra porque, aunque no se den cuenta, somos sumamente pequeños y completamente innecesarios.

El sueño de ahora debería basarse en no ser visible, no dejar huella, impactar lo menos posible y comprender que somos parte del mundo en que vivimos, que no podemos seguir haciendo uso ilimitado de sus recursos como si fuéramos los putos reyes y que todos los ser vivos de este planeta y los elementos tenemos la misma importancia. Hacer la diferencia debe tratarse más que nunca de intentar resarcir el daño, de arreglar las cosas y de hacer las paces con el planeta al que tanto daño hemos hecho.

Por eso hoy mi mensaje directo en este día es: humano, deja de desear ser relevante, relevante como te lo enseñaron. ¿Quieres serlo?, ¿quieres saber que hiciste la diferencia? Empieza por disminuir tu consumo, tu odio, tu ego, tu sed, tu miseria humana. Sigue adelante, aprendiendo a estar en armonía con tu entorno, a ser amable y respetuoso con todos los seres vivos, a cuidar a las especies a dejar de querer comerte todo lo que ves a tu paso, dejar de pensar en conquistar.

Si lo logras serás un verdadero héroe contemporáneo, pero ¿sabes qué? Cuando llegues a ese punto ya ni si quiera te importará cómo te vean o te veas, simplemente serás.

Bienvenido a una nueva era.

 

Acerca del autor

avatar

Aline Ross

Actriz y productora en mi compañía de teatro La Nave. Comunicóloga, consultora, Una investigadora del ser humano, mexicana con alma irlandesa y vasca, espíritu del norte.
Amo cantar, leer y el silencio, observar a la gente, coleccionar personajes que encuentro cuando viajo, la lluvia, el frío y las seis de la tarde. Las letras me llenan la cabeza todo el tiempo. Estas ideas que me dicen: “¡escribe!”.
Prefiero el teatro al cine, el arte contemporáneo al clásico, la ciudad a la playa, oír más que hablar. Siempre soñaré y pelearé por un mundo justo abierto e incluyente. Tengo miles de inspiraciones para hacerlo.

Deja un comentario